19.00 – Necesidades de la Vida

1 de agosto 2015.

19 semanas.

IMG_1611

Desde que comencé a trabajar tiempo completo, empacaba un guineo para mi almuerzo cada día.  Me comía el guineo durante el dia, igual como mis otras meriendas saludables.  Todo estaba genial.

Hasta un día.

No empaque un guineo.

A la mitad del dia, mis ojos se empezaron a sentir pesados.  Mi cerebro se sentía quemado.  Mi cabeza se sintió apretada.  Y simplemente me sentí tan cansada.

El dia siguiente, no empaque un guineo otra vez.

Todo se volvió a repetir en mi cuerpo otra vez.

Ese era un viernes.  El siguiente lunes, empaque un guineo.  Me lo comí.

Aunque no me di cuenta, me sentí de maravilla todo el dia.  Me sentía con energía, fuerte, y muy bien!

El día siguiente, se me olvido el guineo.  Ups.  Gran error.

Una vez más, el cansancio llegó sobre mí.  En ese momento, me di cuenta que el guineo hacia toda la diferencia.  Los días que siguieron, empaque guineo y me los comía.  Cada día que comía un guineo, me sentía genial.  Los pocos días que se me olvidaban, o se me acababan, cansancio!

Hoy hicimos las compras.  Conseguimos muchísimos guineos.  Amo guineos.  Han cambiado mi vida.  Llenan mi vida de gozo.  Gracias, Dios, por guineos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s